En 2015 el efectivo fue el principal medio de pago en el mundo. En Dinamarca el Gobierno quiere apostar por eliminar el efectivo del país en los próximos meses. Esta decisión se suma así a la tomada por otros países nórdicos como Suecia o Islandia donde se promueve la desaparición del dinero físico con la aplicación de medidas que permiten abonar con tarjeta cualquier compra, desde un café hasta unos caramelos. Los daneses han prohibido el efectivo en tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes, la primera fase de un plan, cuyo objetivo a medio plazo es convertir al país en el primero del mundo sin monedas ni billete.

Por supuesto, ¿quien es el gran beneficiado?, los bancos, pero nos lo van a vender como que es por la lucha contra el fraude.

Esto me recuerda a aquellas multinacionales que explotaban minas en lugares inhóspitos, dando cobijo a los trabajadores, zonas recreativas, supermercados, … y no les pagaban con dinero, sino con su propia moneda o bonos, que solo podían utilizar allí. Sin comentarios.

 

Abrir chat
¡Contáctanos por Whatsapp!
A %d blogueros les gusta esto: