Gestha afirma que se excluye de la deducción de 1.200 euros en el IRPF conocida como ‘cheque familia’ a algunos padres y madres separados o divorciados y a parados sin prestación

No podrán percibir la deducción aquellos los padres o madres divorciados que estén cobrando las anualidades por alimentos del otro progenitor, incluso aunque no las cobren por que su ex no les paga por problemas económicos, ya que simplemente por tener derecho a percibirlas no podrán gozar de la deducción. Por otra parte, las personas sin ingresos y las desempleadas que hayan agotado todas las prestaciones están excluidas de estas ayudas fiscales por familia numerosa o discapacidad, lo cual, es un “contrasentido, ya que no se favorece a quienes más las necesitan.

A %d blogueros les gusta esto: